El perfeccionismo NO detona tu mejor versión

El miedo sólo está proyectado en el futuro, pero lo vivo anticipadamente en el presente, así que el miedo no se basa en el presente sino en el pasado con vistas a futuro. Alguien que vive PRESENTE difícilmente sentirá miedo.

Juan Emilio Cornejo

Me encontré con el libro Transmutación cuántica, Detona la mejor versión de ti, escrito por Juan Emilio Cornejo Durán. Se trata de un libro breve, con poco menos de cien páginas, de una redacción sumamente ligera y concreta. Si bien un vistazo del contenido me hizo considerar que leerlo podría ser una buena inversión de tiempo, he de confesar que fue la inusual franqueza con que el autor se presenta desde la Introducción la que logró que me decidiera por esta lectura.

De todas las consideraciones que este libro ofrece, hubo una que consiguió mantenerme inmersa en sus páginas: cómo superar el miedo al fracaso. Dicen que no existen las casualidades. Yo lo creo así, y es un hecho que el libro de Juan Emilio se me apareció en un momento en el que mi deseo de «eliminar el margen de error» y «evitar equivocarme a toda costa» estaba paralizándome y llenándome la cabeza de pensamientos catastróficos.

El perfeccionismo posee un lado oscuro y limitante con el que estoy muuy familiarizada. Podría hacer una larga lista de metas abandonadas o de vivencias a las que he renunciado porque tuve miedo a fallar, a no tener control sobre todos y cada uno de los detalles y, en especial, porque sentí temor del juicio de otros.

Un ejemplo. Siendo muy joven, trabajé un breve período como colaboradora en una revista. Yo debía apoyar a los autores en la escritura de sus artículos, resolviendo asuntos técnicos. Un buen día, recibí la invitación para escribir mi propio ensayo. Sí, me sentí entusiasmada con la idea… Pero el entusiasmo apenas duró unos minutos. El pánico me invadió. ¿Podía hacer algo así?, ¿qué pasaría si lo que escribía era un sinsentido?, ¿qué pensarían las personas que estaban confiando en mí cuando vieran que era una incompetente? Definitivamente, no quería defraudarlas.

Como podrás imaginarte, nunca escribí aquel ensayo. De hecho, me inventé un pretexto y dejé de colaborar en aquella revista. No importaba la oportunidad perdida ni renunciar a un trabajo que me agradaba, yo sólo quería sentirme segura. Me gustaría decir que aquello nunca volvió a pasar, pero mentiría.

El juicio de los otros que, en realidad –como nos recuerda Juan Emilio—, no es sino un reflejo de los juicios que yo hago de mí, así como del concepto que tengo de mi persona, ha sido tan agobiante y persistente que, cada tanto, el fantasma del perfeccionismo se manifiesta en mi vida. Sin embargo, el paso del tiempo, un cúmulo de experiencias y procesos, así como otros recursos en formar de libros, conferencias e incluso charlas con amistades, me han dado fortaleza para acallar esa voz que me dice «Te vas a equivocar. Todo va a salir mal».

Y es justo en ese punto donde conecté profundamente con Trasmutación cuántica de Juan Emilio. Agradezco la forma tan clara y directa en que él ha sabido transmitirme, justo cuando lo necesitaba, que puedo elegir aceptar no ser perfecta y que, en cierto nivel, tengo mucho que aprender y que, para ello, es preciso tomar acción, ser perseverante y, sobre todo, ¡atreverme a salir de la zona de confort y enfrentar mis fantasmas!

Juan Emilio me ayudó a recordar el papel que desempeña la perspectiva en mi experiencia de la “realidad” y me invitó a ver al miedo no como mi “enemigo” sino como una señal automática, inherente a mi condición humana, de que estoy tomando riesgo y lanzándome fuera de mi cotidianidad. Me hizo acordarme de la libertad que se experimenta al asumir la responsabilidad y el compromiso totales y lo agobiante que es enfocarme en mis determinantes.

Si resuenas con algo de esto, es posible que Trasmutación cuántica, Detona la mejor versión de ti te haga pasar un buen rato como a mí y que encuentres entre sus páginas la posibilidad de adquirir un enfoque que te permita trascender alguna situación con la que ahora mismo estés lidiando.

El autor nos comparte una estrategia que, como nos cuenta, ha probado en sí mismo y en sus clientes para conseguir el máximo del potencial de las personas. Para quienes se inician en este tipo de lecturas, este libro puede resultar una excelente introducción ya que incluye algunos de los temas centrales del desarrollo personal de los últimos años, además de recoger las propias aportaciones y perspectiva del autor, quien comparte su experiencia para llevar a cabo lo que ha asumido como su propósito de vida «Que todos sean más felices y aumenten sus ingresos».

Creo que lo que en este mundo llamamos felicidad adquiere múltiples formas, y en ese sentido las ideas que se exponen en este libro tienen un campo de aplicabilidad que va más allá del trabajo o los ingresos. Así pues, si son otros los ámbitos que ahora mismo te tienen un poco «estancado», esta lectura también podría resultarte de interés. Al final, es sólo cuestión de enfoque, y la actitud y motivación que Juan Emilio puede trasmitir a sus lectores es fundamental para trabajar en cualquier meta o proyecto, sin importar cuál sea su naturaleza.

Las numerosas y variadas idea de Juan Emilio Cornejo están siempre dirigidas a construir una mejor versión de sus lectores. Y es interesante ver cómo temas recurrentes en el campo del desarrollo personal son presentados aquí con un sencillez que, al final, se vuelve potencia. Ni el lenguaje pretensioso ni la argumentación intrincada tienen aquí cabida. Y, quizá debido a ello, este libro es capaz de aportar valor a quien esté dispuesto a recibirlo.

  • ¿Eres conscientes de tu diálogo interno y de su influencia en tu vida?
  • ¿Eres capaz de distanciarte de las voces que te desacreditan y limitan y de amplificar aquellas que te empoderan?
  • ¿Te vives como una persona auténtica?
  • Más importante, ¿te gustaría adquirir herramientas para erradicar las creencias nocivas y limitantes y cambiar tu chip mental por uno que contribuya a tu bienestar?
  • ¿Sabes qué es el proceso de trasmutación cuántica?

A través de ejemplos, analogías, prácticas y experiencias (tanto del autor como de sus clientes), el lector de Transmutación cuántica, Detona la mejor versión de ti encontrará las respuestas de Juan Emilio a éstas y otras interrogantes. A quien quiera entender más sobre estos tema, le recomiendo que incluya este libro en su lista de lecturas.  

Si te decides por este libro y te pasa como a mí, es probable que te sentirás con la energía a tope y con la seguridad para lanzarte a dar los primeros pasos en el camino por conseguir un objetivo que quizás has anhelado y que no te habías decidido a buscar hasta ahora. Y es que Juan Emilio es un ejemplo de lo que él llama ENERGÍA ALTA y de cómo ésta, inevitablemente, se propaga a los que nos rodean, a nuestro entorno o —como en este caso— a quienes nos leen.

En un momento en el que estamos experimentando una fuerte cadena de «contagios» de intensas emociones, la presencia de seres que nos brindan una sonrisa en forma de palabras, «vacunándonos» contra la tristeza y la impotencia, es más que bienvenida.

¡Feliz lectura, mentes soñadoras!

Un comentario sobre “El perfeccionismo NO detona tu mejor versión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s