Lengua náhuatl

Compartida por distintos pueblos del ahora llamado Valle de México y sus alrededores (aztecas, tezcocanos, cholultecas y tlaxcaltecas), la lengua náhuatl está plagada vocablos con una carga simbólica que transmite una riquísima concepción metafísica, antropológica y ética. Como comenta, Miguel León Portilla, en su Filosofía náhuatl, se trata de un idioma que es un verdadero prodigio de ingeniería lingüística.

Marcelino Montero, en su Diccionario español-náhuatl, nos explica que la escritura en esta cultura se dio a través de pictogramas (representación directa de algo), ideogramas (representación simbólica; por ejemplo, dibujar el sol para aludir a un dios) y fonogramas (vinculación de dibujos para, a partir de su raíz, formar un nombre).

No fue sino hasta la conquista cuando se comenzó a utilizar el alfabeto castellano para la escritura náhuatl. Así es como han llegado hasta nosotros una serie de vocablos con rasgos acústicos que, para mí, es un placer escuchar.

¡Hasta la próxima!